fbpx

Bienvenidos al Goéland

Jean-Marc Santini y su equipo le dan la bienvenida a esta cálida y soleada casa en el borde del mar en el auténtico y cálido ambiente de la Casa Santini de Porto Vecchio convertirà su estancia en Le Goéland en experiencia preciosa y relajante. El hotel también acoge sus eventos, reuniones corporativas, grupos de ocio y seminarios. Y para aquellos que se dejarán seducir por el romanticismo que ofrece este lugar y su excepcional vista, les acompañaremos en la organización de su boda en Le Goéland.


Un hotel frente al mar


Con su excepcional exposición hacia el este El Goéland ofrece una vista encantadora sobre la bahía de Porto Vecchio y una vista sin increíble obstáculos panoramica de 180° sobre el golfo de Porto-Vecchio. Es un hotel con encanto, idealmente situado para visitar el sur de Córcega.

En el centro de un jardín verde que se extiende hasta el mar, sombreado por pinos sombrilla y decorado con palmeras, el entorno natural de la «mini península de la Gaviota» ofrece un ambiente único donde el encanto y la sencillez la convierten en un lugar privilegiado para aquellos que desean descansar y detener el tiempo. En el jardín corre siempre una brisa que invita a relajarse, en los días calurosos de verano.

El restaurante dispone de una agradable terraza para disfrutar de una experiencia única: desayuno al amanecer en la bahía de Porto-Vecchio o, un cóctel romántico al atardecer, o bién descubrir una cocina deliciosa, original e ingeniosa, combinando los sabores de la isla con el toque del chef japonés Satoshi Kubota y las delicias del nuestro chef pastelero.


Descubre la Casa Santini, tu casa


Frente al mar

Le Goéland se encuentra a un paso del puerto deportivo y a los pies de la ciudadela de Porto-Vecchio. En un entorno mediterráneo, rodeado de pinos, eucaliptos, laureles y palmeras, un jardín en el mar.

La Casa Santini es el hogar del sol y del mar donde se encuentra el encanto de una auténtica acogida, y el espíritu de una casa familiar, cultivada por la familia Santini desde 1963.

Recargue sus baterías durante su estancia en un hotel, un sitio ideal para regenerarse o simplemente disfrutando de una bebida, de un aperitivo o una comida en el jardin…

Una pequeña visita está en orden, ¿quieres que te lleve?